Descubre la diferencia entre Aval Bancario y Seguro de Caución.

¿Sabes el significado de Caución?

Para saber el significado de caución acudimos a Diccionario de la lengua española, que lo define como aquella «garantía que presta una persona u otra en su lugar para asegurar el cumplimiento de una obligación actual o eventual».

Por tanto, mediante el contraro de caución, una entidad (física o jurídica) puede garantizar sus obligaciones frente a terceros. El ámbito de aplicación no está delimitado, siendo posible estudiar la garantía de cumplimiento frente a cualquier obligación contractual, ya sea derivada de un contrato privado, o de un contrato con la administración pública.

Qué es un aval: Significado de aval bancario y aval personal

El Diccionario de la lengua española define aval como aquella “obligación que alguien (avalista) adquiere de hacer aquello a lo que otra persona (deudor) se ha comprometido, en caso de incumplimiento”.

¿Qué es un aval bancario? Siguiendo la definición anterior, el aval bancario es la garantía de pago de una entidad financiera que es la que se compromete a pagar una deuda en caso de que la persona que ha solicitado el aval no pudiera hacerse cargo.

Los avales pueden clasificarse según el emisor, y así distinguimos entre aval bancario, que hemos definido anteriormente, y aval personal. Este último es emitido por una persona física o jurídica que es quien se compromete al pago de la deuda en caso de incumplimiento del deudor.

Diferencias entre aval bancario y seguro de caución

seguro de caución no computa cirbe

Aunque la finalidad de los seguros de caución es similar a la de un aval bancario, existen notables diferencias entre uno y otro. A continuación, te descubrimos cuáles son las ventajas del seguro de caución frente al aval bancario:

  • Quien presta la garantía es una compañía de seguros y no una entidad bancaria.
  • La cantidad garantizada no se reflejan en el pasivo, si no que supone un gasto deducible en la cuenta de explotación.
  • Los seguros de caución no computan en CIRBE. Por tanto, no afecta a la imagen de la empresa ante un posible endeudamiento futuro con una entidad bancaria, mejorando por tanto su capacidad de endeudamiento.
  • No suele implicar una inmobilización de fondos.
  • Las condiciones son más flexibles.
  • Sin gastos de estudio, apertura o cancelación para el tomador del seguro.

¿Seguro de caución o aval bancario? Algunos ejemplos

Según el origen de la obligación que el tomador del seguro deba garantizar, hay diferentes tipos de modalidades en el seguro de caución. Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Fraccionar una deuda con las Administraciones Públicas (AAPP).
    • Aplazar el pago de impuestos.
    • Aplazamiento de tasas e ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras).
    • Aplazamiento de otras deudas con las AAPP.
  • Para el sector de la construcción.
    • Gestión de residuos.
    • Obras de urbanización.
    • Acopio de materiales.
  • Seguro de caución para Energías Renovables.
    • Puntos de conexión: Eólica, biomasa, fotovoltaica, etc.
  • Para obtener licencias de actividad.
    • Empresas de seguridad y vigilancia.
    • Avales para agencias de viajes.
    • Agencias de la Propiedad Inmobiliaria (API).
  • Garantías judiciales: Gastos jurídicos y costas judiciales.

 Correduría de Seguros

Si necesitas asesoramiento, no dudes en contactar con nosotros y te atenderemos sin compromiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *